Cada uno debe decidir en su corazón cuánto dar; y no den de mala gana ni bajo presión, porque Dios ama a la persona que da con alegría.

2 Corintios 9:7 NTV

Como iglesia creemos que el dar es una forma de adoracion a Dios.
gracias por su generosidad y colaboracion a este ministerio.